EL AGUATINTA

El aguatinta es una técnica de grabado con la que se consiguen efectos pictóricos y mancha  prescindiendo del entrecruzamiento de líneas. El procedimiento más común consiste en espolvorear y fundir resina de colofonia (u otros materiales) sobre la superficie de la plancha, de manera que actúe como una reserva por puntos. Una vez depositada y fijada, se somete a la acción del mordiente, que en función de los tiempos dará como resultados tonalidades más o menos oscuras. El aspecto dependerá también del grosor del polvo utilizado y la densidad con la que se deposite sobre la plancha: a mayor concentración de resina (en igual tiempo de mordido) el efecto será más claro y viceversa, ya que hay más zona del metal protegida.

La resina puede aplicarse tanto en la caja resinadora o con un tamiz, si bien hay que aclarar que para conseguir tonalidades uniformes o negros profundos, debería hacerse mediante la primera.  Una vez aplicada se hacen las correspondientes reservas que determinarán los distintos tipos de grises, bien con barniz (o sustituto) o con un lápiz graso (de cera o litográfico) que permitirá crear las tonalidades en degradación.

Por regla general, la resina y el trabajo de línea suelen ir acompañados. Es aconsejable al principio del proceso realizar primero la línea y después la mancha. En sucesivas pruebas de estado, se volverá a barnizar para continuar la elaboración del dibujo.

Encontrarás multitud de variantes con respecto a esta técnica, tanto en su versión más básica, como en el aguatinta al azúcar. Se puede realizar también pulverizando laca de bombilla (incluso laca del pelo, aunque no es tan resistente) pinturas sintéticas (de coche o graffiti) betún de Judea en spray, presionando papeles de lija sobre el barniz, mediante el mordido a la sal o con flor de azufre. Todas éstas presentan la ventaja de no necesitar calor para su aplicación y, según la mano del artista, producirán un efecto u otro. A estas técnicas relacionadas les dedicaremos posts independientes ya que el concepto de sostenibilidad ha renovado por completo el uso de los productos más clásicos. Para minimizar la confusión hoy lo más importante es comprender la esencia del proceso: una reserva por puntos que permitirá dar una superficie encrespada a la plancha, de mayor o menor profundidad, en la que la tinta se introduzca.

Su origen data del siglo XVIII, cuando los artistas intentan recrear el efecto de las acuarelas o dibujos a la aguada. Parece ser que el primero que lo usó en 1760 fue Jean-Baptiste Leprince (1734-1781) aunque su máximo exponente lo encontrarás en Goya. Muchos otros también la usaron: Nolde, Gainsboroug, Debenjak, Picasso, Miró, Dix, Matta, Kupka…practicamente todos los artistas desde su descubrimiento. Puedes ver un magnífico ejemplo en la maravillosa Serie  Lanzarote de Miquel Barceló. Dale a las siete páginas de imágenes que encontrarás y disfruta.

 PASOS [ procedimiento general de aplicación de la resina]

[Antes de todo: DESENGRASAR la superficie de la plancha, para que la resina no se despegue y PROTEGER el reverso. Esto último se hará antes o después  según se vaya a aplicar calor o no].

1 y 2 RESINAR, espolvoreando la resina sobre la superficie (mediante resinero, de forma manual o con cualquier producto pulverizado). Atento a la cantidad que pones para no ocluir la superficie.

3 FUNDIR LA RESINA, de forma muy suave, no excederse con el calor.

4 DIBUJAR LAS RESERVAS con pinceles y/o lápices grasos para obtener tonalidades graduadas.

5 MORDENTAR preferiblemente con ácido débil para que el producto no salte y se produzcan calvas. Proteger zonas y morder varias veces [si procede].

6 Eliminar todos los restos. Ten siempre presente cuál es el solvente de los productos que apliques sobre la plancha. La resina se disuelve con alcohol, el barniz oleoso con trementina o similar… Evita el uso de disolvente universal, es demasiado tóxico.

7 Entintar la nueva superficie “encrespada” de la plancha donde la tinta encontrará un anclaje para no ser arrastrada por la tarlatana.

Para ver imágenes y todos los pasos del proceso dirígete a la magnífica página de manualdegrabado  de donde procede el esquema central, realizado por Pilar Lloret, Jordi i Milena Rosés, del taller Murtra Edicions. Encontrarás fotos aclaratorias, muy cuidadas estéticamente que servirán mucho para tu formación. También comenzarás a conocer los talleres de edición de obra gráfica.

[Imagen superior: Aguatinta de Pam Shawart en  en pamshawartprint.com Central: Caja resinadora en PolymetaalSiguiente, Barceló en amorosart.com. Abajo aguatinta en fada Las demás, recomendadas en el texto].

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Aguatinta, General, Técnicas de grabado y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a EL AGUATINTA

  1. Jacinto Lara dijo:

    Enhorabuena por el Blog. La obra gráfica es una de las maneras en que me expreso y siempre es bienvenida toda la información para que se conozca y comprenda.
    Saludos y espero seguir paseando por aquí.
    Jacinto Lara

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Miguel Caras dijo:

    Muy interesante, Mª del Mar. Ya estoy deseando practicar esta técnica. En menos de 10 días te enseño los resultados. Gracias.
    Miguel Caras.

  4. Ana Melano dijo:

    Como siempre, excelente artículo, claro, preciso y sumamente útil a la hora de reforzar la información. Saludos desde Rosario, Argentina

  5. mmarbernal dijo:

    Os dejo el enlace de los grabados de Goya perteneciente al Museo del Prado, donde se pueden admirar su genial trabajo con esta técnica
    http://www.museodelprado.es/goya-en-el-prado/obras/lista/?tx_gbgonline_pi1%5Bgocollectionids%5D=27

  6. mmarbernal dijo:

    Aquí podéis descargar los planos para construir una resinadora, de Crown Point Press
    http://www.magical-secrets.com/studio/aquatint%20box

  7. Pingback: Introducción a los Sistemas de Impresión – tecnoimpresion

  8. Esteban sala dijo:

    Muy bueno, me ayudo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *